lunes, 1 de marzo de 2010

Cuando las palabras son como una ventana.

Cada vez que veo un libro de Nórdica Libros o recibo un mail de ellos no puedo evitar acordarme de dos viajes, en sendos veranos consecutivos, que hice a Helsinki y Estocolmo. Quién ha visitado ambas ciudades enseguida entenderá lo que digo, porque se refleja, al instante en la filosofía de la editorial.

"El cielo a medio hacer" del poeta sueco Tomas Tranströmer (que parece salido de Muchachada Nui con ese nombre, permítaseme la licencia frívola) lo corrobora. Esa elegancia (como ajena e involuntaria) de la portada o esos versos contemplativos del interior ejemplifican a la perfección lo que me está costando dos párrafos explicar.

Tranströmer es el poeta vivo más importante de Suecia. Y eso no sólo lo dice la hoja promocional, sino el hecho de que su nombre se baraje cada año cuando se falla el Premio Nobel. En el libro que ahora publica Nórdica se recoge una antología de su obra y se completa con una autobiografía del autor. En la web de la editorial se puede descargar las primeras páginas del volumen.