jueves, 19 de febrero de 2009

Entrevista: Federico Veiroj.



Federico Veiroj debutó en el mundo del largo con Acné. Una coproducción a cuatro bandas (Uruguay, México, España, Argentina) que narra el despertar amoroso (el sexual lo supera a los escasos minutos de metraje) de un chico de 13 años, con la cara llena de granos y un mundo (familiar y de amistades) a su alrededor que se desmorona. Todo ello con una sensibilidad (que no sensiblería) y una cercanía que resulta imposible no querer vivir entre sus fotogramas. Aunque sea como simple voyeur.

El precedente más inmediato de Acné lo encontramos en tu corto Bregman, el siguiente (2004), donde ya aparecía el personaje de Rafa, ese muchacho desgarbado, torpe con las chicas y con el rostro lleno de acné. Cuando hiciste el corto, ¿tenías pensado que algún día te gustaría tener más metraje para contar una historia más larga sobre ese chico? ¿Por qué elegiste esta historia para tu debut en el largometraje?
Cuando hice el corto, aún no sabía que quería hacer Acné, sin embargo en mi cabeza ya estaba hacía tiempo la idea de hacer un guión sobre el "proceso acneico" de un personaje. Elegí contar esta historia porque sentí que tenía claro lo que quería con ella, me sentía seguro y cómodo con ella, y obviamente, me encantaba.

La película podría, si uno leyera sólo su sinopsis, adscribirse a las comedias actuales de Apatow. Sin embargo, al ver la película, uno tiene la sensación de estar más cerca del universo narrativo de, por ejemplo, Aki Kaurismaki o el primer Truffaut.
Me gusta Apatow y me gustan mucho Kaurismaki y Truffaut. Creo que los universos narrativos y la estética de las películas tiene que ver con la personalidad de cada director. Aparte de Kaurismaki y Truffaut, hay otros directores que trabajan con adolescencia, austeridad o sencillez de recursos. Me parece que sería injusto atribuirles a ellos estas características solamente por ser más conocidos.

¿Qué referentes (cinematográficos, musicales, literarios,...) tuviste a la hora de abordar la película? ¿Quisiste ver films de temática parecida?
En literatura: El lamento de Portnoy de Philip Roth. En cine: Mes petites amoureses, de Jean Eustache / Portrait d'une jeune fille de la fin des années 60 à Bruxelles, de Chantal Akerman / Little fugitive, de Morris Engel / Las primeras películas de Catherine Breillat / Verano azul, la serie de TVE. Y sí, vi algunas películas de adolescentes, las hay muy buenas.

Acné parte de un planteamiento original. Lejos de querer perder la virginidad, el protagonista lo que busca es una chica a la que poder besar en los labios. ¿Siempre tuviste claro que ese era el punto de partida del film? ¿O en un principio era una película de iniciación en la adolescencia y surgió esa idea mientras redactabas el guión?
Me parece que entre la búsqueda del beso, el acné, su entorno y sus deseos, se podía dibujar la personalidad o el estado de alma de este chico que es en definitiva lo que me importaba contar de fondo.

Acné apuesta mucho por la imagen. Hay una economización de los diálogos y no utilizas música incidental para reforzar algunas escenas. ¿Fue voluntario? ¿Por algo especial?
No la precisaba narrativamente, entonces al final quedó fuera, pero lo pensé y tuve ganas de incluir más música. Sin embargo hay una inclusión del piano en 2 momentos de la película que quizás por estar aislados, tienen mucha fuerza. Al igual que cuando entra la música que escuchan en el walkman.

Una de las cosas que más resaltan de Acné es su carácter contemplativo desde el punto de vista del espectador. No tienes miedo a que los planos duren más de lo que es habitual. Una vez el plano ha transmitido su información, lo dejas un tiempo para que el espectador lo contemple y disfrute. ¿Buscabas reivindicar algo con ello en estos tiempos de prisas que nos rodean?
La verdad que no intenté reivindicar nada con la duración de los planos. Fueron los tiempos que yo sentía que se precisaban para terminar una escena, también hay cortes más abruptos (como el final). Dependía de la intención de cada escena.

También destaca la utilización del silencio como elemento narrativo. Lejos de que los personajes estén todo el rato hablando, optas por la comunicación que establece un silencio compartido. Hay una escena, al principio, en la que la familia de Rafa está en la mesa comiendo, en la que se refleja perfectamente esto que digo. ¿Cómo lo trabajaste?
En realidad esa escena particular se ensayó mucho. Se plantearon las intenciones de cada personaje en la escena, y las correspondientes acciones. Con eso fue suficiente. No tuve que decirles "ahora clima tenso". Si cada uno está en su sitio afectivo y hace lo que hay que hacer, se desprende la emoción, o sea, no fue algo que tuvo que ser actuado. Es un poco tópico decir que el silencio habla por sí mismo, sin embargo si está justificado narrativamente, se cumple el dicho.

Por algunos encuadres y la planificación de algunas escenas, da la sensación que tenías muy claro, en la cabeza, la película que querías hacer. ¿Trabajaste con un story-board? ¿El resultado final se corresponde con lo que esperabas antes de rodar?
Sí, tenía claro cómo quería filmar, algo necesario por la escasez de tiempo de rodaje. El stroyboard lo hice con el Director de Arte y con la Directora de Fotografía, no solamente por el talento que tienen y por la confianza que les tengo, sino porque me gusta compartir el proceso lo más que puedo con quienes van a ser figuras importantes del rodaje. Gonzalo Delgado (Arte) dibujó el story. Ese proceso de story (3 o 4 semanas) fue también fundamental para ahorrar tiempo en el rodaje, y poder así, tener yo más tiempo con los actores. El resultado es el que imaginaba, estoy muy conforme.

En varios momentos de la película, utilizas un recurso narrativo muy peculiar. Mantienes un primer plano de un personaje (casi siempre Rafa), mientras la acción se está desarrollando precisamente fuera de ese plano y la información le llega al espectador a través de la voz de los personajes que interactúan con él. ¿Qué buscabas con ello?
Por un lado buscaba estar cerca de la intimidad del personaje, porque sentía que cuanto más me detenía en él, más lo conocía. Y las voces en off screen que se escuchan enfatizan "lo externo" al personaje. Me parecía interesante llegar lo más cerca posible al personaje a través de esa manera de filmarlo. Aparte, estos primeros planos contrastan a otros planos generales en que lo vemos "vivir" más de lejos al chico. O sea, lo que me interesaba era poder estar lo más cerca posible del estado anímico del chico para también poder alejarme de él y poder seguir sintiéndolo próximo.

¿Centras la acción en los años 90 por alguna razón especial?
Sí, por dos motivos: El primero es porque no quería dotar de móvil ni chat al personaje. Considero que un pibe tímido como Rafa Bregman puede encontrar en esos elementos de comunicación una cercanía con su entorno, distinta a la que a mi me interesaba contar. No quería otorgarle esos elementos porque aparte hubiese tenido que investigar en cosas que no me hubiesen acercado a la sensibilidad del personaje; como por ejemplo el valor de la cantidad de contactos en el messenger para medir la popularidad de un chico.
El segundo motivo es que yo fui adolescente en los finales de los 80 y principio de los 90 y quise hacer la historia lo más próximo a mi época porque quería contarla con los elementos que conocía más de primera mano.

¿Cómo fue el proceso de selección del actor Alejandro Tocar (Rafa en Acné)? ¿Tenía alguna experiencia? ¿Trabajasteis mucho el personaje antes de rodar?
Alejandro no tenía experiencia previa a trabajar en Acné. El casting inicial fue bastante decisivo porque encontré en él la frescura y naturalidad que me interesaban. Luego le hice unas pruebas más, pero ya estaba convencido que era él. Trabajamos mucho ensayando escenas con varios personajes y también Alejandro ayudó como partenaire para el casting de otros personajes que iba a compartir escena con él. Desde el momento que quedamos en que lo iba a hacer él y manifestó que no le daba pudor hacer escenas con contenido sexual, se trabajó muy de cerca en todo lo relativo a la construcción del personaje y su relación con el entorno sobretodo.

El personaje de Rafa resulta muy rico y lleno de matices. Además, es de agradecer que huyas del típico friki adolescente. Rafa aprende a tocar el piano, juega al tenis, parece más maduro que algunos de los adultos que salen... ¿Fue esta una manera de alejarte de ese tipo de comedias de las que hablábamos al principio?
No lo pensé por contraste. Ese era el chico del que quería hablar, otro chico hubiese tenido otra historia. De todos modos, en general no me interesan demasiado los 'niños sabios' o aquellos personajes cerrados con una sola característica que los defina.

Hablando de frikismo, es de aplaudirte que incluyendo escenas de Verano Azul o una canción de Europe, estos detalles queden perfectamente integrados en la historia. ¿Te frenaste a la hora de incluir más referencias similares?
No, utilicé lo que la historia me pedía. Cuando escribía el guión de Acné yo vivía en Madrid y repetían Verano Azul, que yo ya había visto de más joven en Uruguay. Miré muchos capítulos porque me atrapaba lo bien que están tratados los temas tópicos de la adolescencia temprana hasta los 18 años. Me parece una serie fantástica. La incluí porque ese pedacito en que se habla de los besos funcionaba como un pie para que Rafa Bregman y su hermana hablen de los besos y luego de sus padres. Me gusta que Rafa mire esa serie porque trata temas que a él le están pasando, y aparte, me parecía natural incluir televisión en una película de adolescentes.
En cuanto a Europe, ¿qué te puedo decir? Carrie es un clásico, y es lo que se bailaba en esa época.

¿En qué medida te sirvió tu trabajo en 25Watts y Whisky a la hora de rodar tu primera película?
Cuando empezamos a trabajar haciendo cortos entre amigos a los 20 años, lo que sin duda nos mantenía unidos creativamente, era la conciencia del "alma" en lo que hacíamos. Esa conciencia se tradujo en 25W y Whisky dirigidas por dos de esos amigos; son películas que quiero y admiro mucho. Dichas películas me ayudaron a confirmar que ese acercamiento al cine era el acertado.

Acné ha tenido un gran recorrido por festivales de todo el mundo, ¿qué experiencia sacas de ello?
Uf, las mejores. Ver la película con público de distintos países es genial. Escuchar la diversidad de comentarios e interpretaciones, todo eso es solamente nutritivo.

Imagino que te habrán comentado la similitud del cartel de tu película con Ken Park de Larry Clark, ¿fue intencionado o casualidad?
Sí, me lo dijeron. Fue de casualidad... ¡Ojalá Acné sea tan vista como Ken Park!

No sé si en Uruguay la película ha salido en dvd. Si es así (para cuando se produzca en el mercado español), ¿qué tipo de extras llevará la edición?
Escenas descartadas (muchas), casting del actor y otras curiosidades.En Uruguay el dvd sale con el corto Bregman, el siguiente (editado con Whisky en España), y en España saldrá quizás con algun otro corto que hice, todavía no lo sé.

¿Cuál es tu próximo proyecto? ¿Qué tipo de película te gustaría hacer?
Justamente ahora estoy en la mitad de una película. Mitad literalmente porque he filmado la mitad. Ahora busco dinero para la segunda mitad. Se llama La vida útil y es sobre un hombre de 45 años que trabaja en un cineclub - cinemateca en Montevideo, y de cuando deja de trabajar en ese lugar. El tipo de película que será te lo dejo en tus manos. Espero la puedas ver cuando esté acabada.