martes, 16 de febrero de 2010

Blackie Libros nos hace la vida más feliz.

 
Werner Herzog, Richard Brautigan, Grace Metalious, Ramón Gómez de la Serna, Andy Warhol y Enrique Jardiel Poncela componen la nómina de nuevos huéspedes de Blackie Books para los primeros meses de este 2010.

Del director aleman (la Filmoteca de Valencia está programando un ciclo bastante completo de su obra) ha llegado este mes a las librerías, "Conquista de lo inútil" o lo que es lo mismo un diario escrito durante la producción de "Fitzcarraldo", aunque el propio Herzog se encarga de avisar que apenas se menciona el rodaje de la misma. Una pena teniendo en cuenta que en él participaba el actor Klaus Kinski, con una personalidad tan fuerte como cambiante.

En marzo llegaran sendos volúmenes. Por un lado, el mítico (e inédito en nuestro país) "La pesca de la trucha en América" del inconformista Richard Brautigan. Un libro del que nadie se debería fiar de su magnético título. Y por el otro lado, "Peyton Place" de Grace Metalious que desde la propia editorial lo presentan como "libro de culto, segundo best seller de la historia después de "Lo que el viento se llevó", y que sirvió de inspiración libérrima a "Twin Peaks"".

Mayo será el mes de una de mis debilidades: Ramón Gómez de la Serna. Todo lo que pueda decir de él se queda corto. Pertenece a un grupo de escritores (Max Aub, Julián Ayala,...) a los no se ha hecho justicia en España. Blackie publica "El incongruente". Ojalá sea el primer paso para popularizar su obra en la magnitud que merece. O al menos para descubrir su figura a nuevas generaciones.

Y en junio doblete por todo lo alto. "I'll be you mirror" que recopila las mejores entrevistas hechas a Andy Warhol entre 1962 y 1987; y "Amor se escribe sin hache" del maestro Enrique Jardiel Poncela.  Recuerdo que cuando me fui de casa de mis padres, revisé la librería para ver si me llevaba algún ejemplar que me acompañara en mi nueva vida. Descartadas las obras de Pearl S. Buck (que nunca he leído tal vez por lo fácil que era acceder a sus libros), me decidí por "Pero...¿hubo alguna vez once mil virgenes?" y "¡Espérame en Siberia, vida mía!", ambas de Jardiel Poncela. Jamás me arrepentí de ello. Y es que pasa el tiempo y su humor sigue siendo tan mordaz y moderno como cuando se escribieron.