lunes, 25 de enero de 2010

Los cuentos de Naiyer Masud.

 
Me gusta imaginar a los responsables de Atalanta como exquisitos gourmets literarios que cuidan los libros que editan con la misma devoción y el mismo cariño con que leen sus volumenes favoritos. Todo ello, ajenos al temporal mediático y a modas pasajeras, como si las listas de ventas y las revistas de actualidad no fueran con su ritmo de vida. Haciendo así las cosas no por pretenciosidad ni altanería, sino porque no saben hacerlas de otra manera y les gusta. Que luego les llegue el reconocimiento de su labor como ha ocurrido con "Historia de mi vida" de Giacomo Casanova es gratificante pero parece que nunca es un objetivo. Tengo la sensación que en Atalanta publican libros para disfrutar con su lectura y conseguirlo es el mejor premio.

"Aroma de alcanfor" de Naiyer Masud es su entrega más reciente. Una colección de relatos "alejada del exotismo y el realismo mágico que han infectado parte de la literatura india de las últimas décadas" y con "un amplio abanico de personajes que se mueven en un mundo exuberante, lejano, en el que la línea que separa la realidad del sueño se vuelve casi imperceptible".

Masud, cuyo libro ha sido traducido por Rocío Moriones Alonso, nació en 1936 y es catedrático de lengua persa en la Universidad de Lucknow y traductor de Kafka y de literatura persa al urdu.